Así lucen los negocios en Managua durante el Paro Nacional

Decenas de miles de nicaragüenses piden en Managua la renuncia de Ortega

Decenas de miles de nicaragüenses piden en Managua la renuncia de Ortega

Miles de nicaragüenses marcharon este jueves por las calles de Managua para exigir la salida de Daniel Ortega del poder, en el primero de tres días de protestas públicas contra el Gobierno, tras 86 días de una crisis que dejado al menos 351 personas muertas, según organizaciones humanitarias.

En Managua, la marcha transcurrió sin incidentes.

"¡Ni un paso atrás!", "¡Justicia!", "¡Qué se vaya!", coreó la multitud azul y blanco, que caminó en calma 7 km por estratégicas vías del sureste de la capital, sin que la luvia que cayó durante un rato los ahuyentara. Si es lo que quiere: "¡máteme! pero ya deje libre al pueblo", dijo.

Durante la marcha, denominada "Juntos somos un volcán", convocada por la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, los nicaragüenses demandaron la dimisión de Ortega, a quien responsabilizan por las víctimas de estos casi tres meses.

Las protestas contra Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo iniciaron por unas fallidas reformas de la seguridad social y se convirtieron en una exigencia de renuncia del mandatario, después de once años en el poder, con acusaciones de abuso y corrupción.

En víspera de la manifestación, el secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Paulo Abrao, había llamado al gobierno, ante el consejo permanente de la OEA en Washginton, a "garantizar las protestas pacíficas" y cesar "la represión".

"¡Vamos a botar a Ortega!".

Timerman no pudo declarar por "falta de micrófono" — De no creer
El ex canciller debía dar explicaciones en el marco de la causa de la denuncia del fiscal fallecido Alberto Nisman . Para los abogados defensores, es relevante esta instancia pese a que el juicio aún no comenzó.

Ante ello, está en alerta al aguerrido barrio indígena de Monimbó, en el sur de Masaya, donde sus pobladores se mantienen atrincherados tras barreras de adoquines.

En junio pasado las "fuerzas combinadas" del Gobierno, compuestas por policías, antimotines, parapolicías, paramilitares y grupos oficialistas ejecutaron un ataque con armas de guerra que permitió a Ortega retomar en parte el control sobre la ciudad de Masaya, salvo Monimbó, un antiguo bastión sandinista. "Nunca van a entrar, a menos que nos maten a todos", aseguró en una de esas barricadas un hombre con el rostro cubierto, de gorra y camisa verde olivo.

Ortega encabezará la celebración del 39º aniversario del repliegue táctico que los guerrilleros sandinistas hicieron hacia Masaya (sureste) -declarada "territorio libre del dictador" por sus habitantes-, antes de derrocar al gobierno de Anastasio Somoza Debayle. Nos tocó botar a Somoza y vamos a botar a Ortega. "Hay que sacarlo porque ha disparado contra el pueblo que lo eligió", expresó a AFP Fernando Callejas, médico de 67 años, vestido de blanco y azul en la marcha.

A fin de hallar una salida a la crisis, la Iglesia católica propuso adelantar los comicios de 2021 a 2019 en el diálogo que media entre el gobierno y la Alianza.

Pero el martes decidió seguir como mediadora de las conversaciones, incluso luego de una agresión que sufrió el lunes un comitiva de obispos y sacerdotes, con la irrupción de grupos progubernamentales en templos católicos de Diriamba y Jinotepe.

El Vaticano anunció que no presentará una protesta formal al gobierno tras la agresión sufrida por su nuncio apostólico, Stanislaw Waldemar Sommertag, quien encabezaba la misión con el cardenal nicaragüense Leopoldo Brenes. Los obispos nicaragüenses anunciaron que convocarán a sesiones plenarias en los próximos días, por considerar que el diálogo es la única vía para resolver la grave crisis.

Noticias recomendadas

Nos complace brindar esta oportunidad para compartir información, experiencias y observaciones sobre lo que está en las noticias.
Algunos de los comentarios se pueden reimprimir en otras partes del sitio o en el periódico.
Gracias por tomarse el tiempo para ofrecer sus pensamientos.