Gracias al Presidente Kim, nuestro día juntos fue histórico: Trump

Durante la reunión celebrada en la víspera en la ciudad-estado asiática, "Kim Jong-un invitó a Trump a visitar Pyongyang en el momento adecuado, y Trump invitó a Kim Jong-un a visitar Estados Unidos", según recoge la agencia estatal norcoreana de noticias KCNA, en una amplia nota sobre la cumbre. Los líderes también ofrecieron grandes promesas, con el presidente estadounidense comprometiéndose a manejar un "problema muy peligroso" y Kim pronosticando "un gran cambio para el mundo". "¡Corea del Norte tiene gran potencial para el futuro!", escribió Trump en Twitter.

La reunión en Singapur entre el presidente estadounidense, Donald Trump y el líder norcoreano, Kim Jong-un, fue histórica no solo por los acuerdos logrados, también por las insólitas imágenes que han surgido de este encuentro.

En cuanto a las garantías sobre la seguridad ofrecidas al dictador norcoreano, el inquilino de la Casa Blanca sorprendió al anunciar que suspenderá las maniobras militares en la península de Corea que realiza regularmente con Seúl.

El secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, calificó el martes la cumbre como "un importante hito" hacia la desnuclearización de la península de Corea.

Trump y Kim firmaron un documento conjunto en el que se comprometieron a abordar un proceso completo de desnuclearización de la península de Corea y avanzar hacia la paz y la normalización.

Desnuclearización de Corea del Norte será inmediata: Trump
El dólar alcanzaba un máximo de 3 semanas el martes y las acciones asiáticas subieron por la noticia del acuerdo. Kim dijo más temprano que ambos líderes tuvieron una reunión histórica "y decidieron dejar atrás el pasado".

Pompeo dijo que estaba allí cuando Trump habló de ello con Kim, y el presidente "dejó en claro" que la condición para la congelación era que las conversaciones de buena fe continuaran.

De hecho, Trump dijo que el arsenal norcoreano es "muy significativo" y reconoció que el desarme completo del régimen "llevará mucho tiempo", aunque añadió que presionará a Corea del Norte para que lo haga tan pronto como sea posible "mecánica y físicamente". Las risas cómplices, el apretón de manos y el almuerzo compartido que concluyó con la firma de un documento en que el régimen de Pyongyang se comprometió a la total desnuclearización fueron el marco de un mano a mano que se llevó todos los flashes y que es portada en el mundo.

Estados Unidos mantiene alrededor de 28.500 soldados en Corea del Sur, que se mantiene en un estado técnico de guerra con el Norte después de que su conflicto de 1950-53 terminó en una tregua más que en un tratado de paz. El presidente había anunciado un alto en los ejercicios después de su reunión con Kim el martes.

"No es una carga sobre los contribuyentes estadounidenses tener una fuerza desplegada en Corea del Sur", dijo Graham. "Corea del Norte es una amenaza real y actual", afirmó Schiff.

Trump prometió posteriormente detener los "juegos de guerra" con Corea del Sur, una concesión que pareció tomar por sorpresa al Pentágono y al gobierno de Seúl, y que sembró confusión entre los partidarios republicanos de Trump en Washington.

Noticias recomendadas

Nos complace brindar esta oportunidad para compartir información, experiencias y observaciones sobre lo que está en las noticias.
Algunos de los comentarios se pueden reimprimir en otras partes del sitio o en el periódico.
Gracias por tomarse el tiempo para ofrecer sus pensamientos.