Gestionan salida de libanés de aeropuerto de Guayaquil

Supera la ficción

Supera la ficción

Nizam Hussein Shalak es un libanés de 56 años que hace más de dos meses viajó a la ciudad de Guayaquil, en Ecuador, para hacer turismo. Come gracias a los cupones que le entrega la aerolínea y se ducha cada 3 o 4 días, cuando le dan acceso a un baño en la otra parte del aeropuerto. Tras 11 días retenido en la capital peruana fue enviado de vuelta a Guayaquil. Desde allí, lo deportaron a Guayaquil, donde lleva un mes y 13 días.

Shalak no habla español y solo se puede comunicar mediante aplicaciones de traducción del teléfono. "El único órgano legal para emitirle un documento de viaje es el consulado en Bogotá", explicó a TN.com.ar Teresa Menéndez, periodista de Ecuavisa.com.

Gas: cómo adherir al mecanismo de pago en cuotas
Así, dispuso la opción de financiar en tres cuotas el 25% del consumo de gas facturado desde el 1 de julio al 31 de octubre próximos.

El organismo anunció que solicitará un Hábeas Corpus para que un juez permita salir al ciudadano del sitio y poder regularizar su situación. Su caso está en manos del Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana de Ecuador. Para dormir, tiene una cama improvisada, con almohadas y frazadas, entre los asientos de la sala de embarque internacional del aeropuerto.

La historia del libanés y sus más de 40 días viviendo en el aeropuerto, recuerda a la historia de Viktor Navorski (Tom Hanks), personaje de la película La Terminal, que se ve imposibilitado de entrar a Nueva York y debe permanecer en una sala de espera.

Noticias recomendadas

Nos complace brindar esta oportunidad para compartir información, experiencias y observaciones sobre lo que está en las noticias.
Algunos de los comentarios se pueden reimprimir en otras partes del sitio o en el periódico.
Gracias por tomarse el tiempo para ofrecer sus pensamientos.