Descubre un extraño asteroide exiliado

Descubre un extraño asteroide exiliado

Descubre un extraño asteroide exiliado

Un documento reciente ha presentado evidencia del primer asteroide carbonoso observado confiablemente en el Cinturón de Kuiper, proporcionando un fuerte apoyo para estos modelos teóricos de la problemática juventud de nuestro Sistema Solar.

El objeto contiene óxidos férricos y filosilicatos, pruebas que se han convertido en claves para determinar que el asteroide se formó a miles de millones de kilómetros del lugar donde se ha exiliado.

Según algunos modelos teóricos que explican el nacimiento del Sistema Solar, los gigantes gaseosos (Júpiter, Saturno, Neptuno y Urano) arrasaron con éste y expulsaron pequeños cuerpos rocosos desde su interior hacia órbitas remotas a gran distancia del Sol.

Un equipo científicos anunció el descubrimiento de un asteroide en el cinturón de Kuiper, de nombre 2004 EW95, un enigmático elemento astral que guarda información sobre los inicios del sistema solar. Todo porque un equipo internacional de astrónomos utilizó los telescopios de ESO para investigar una reliquia del Sistema Solar primordial. Ahora se conoció que un asteroide rico en carbono fue encontrado detrás del planeta Neptuno, en el cinturón de Kuiper.

Después de llevar a cabo cuidadosas mediciones con múltiples instrumentos instalados en el VLT (Very Large Telescope) de ESO, un pequeño equipo de astrónomos, dirigido por Tom Seccull, de la Universidad de la Reina de Belfast en Reino Unido, fue capaz de medir la composición del objeto determinando su composición carbonácea.

Las observaciones de "2004 EW95" fueron realizadas con los espectrógrafos X-Shooter y FORS2 del VLT, lo que permitió al equipo obtener medidas detalladas de los patrones de luz reflejada desde el asteroide y, así, deducir su composición.

Separatistas catalanes proponen nuevo presidente regional
En una entrevista el sábado al diario italiano La Stampa, Puigdemont afirmó que su sucesor 'toma el poder en condiciones provisionales y es consciente de ello.

Aunque el objeto tiene 300 kilómetros de diámetro, actualmente se encuentra a cuatro mil millones de kilómetros colosales de la Tierra, lo que hace que recopilar datos de su superficie oscura y rica en carbono sea un desafío científico exigente.

La presencia de estos materiales nunca se había confirmado antes en un objeto del cinturón de Kuiper, y sugiere que 2004 EW95 se formó en el interior del sistema solar.

"Es como observar una montaña gigante de carbón contra la oscuridad del cielo nocturno", compara Thomas Puzia, coautor del estudio y profesor de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

"Teniendo en cuenta la actual ubicación del 2004 EW95, en la helada periferia del sistema solar, se puede deducir que fue expulsado hasta su órbita actual por un planeta migratorio durante los primeros días de vida de nuestro sistema solar", explica Seccull en el portal del ESO.

" Si bien ha habido informes previos de otros espectros de Objetos del Cinturón de Kuiper 'atípicos', ninguno fue confirmado a este nivel de calidad", comenta Olivier Hainaut, un astrónomo de ESO que no formó parte del equipo".

Noticias recomendadas

Nos complace brindar esta oportunidad para compartir información, experiencias y observaciones sobre lo que está en las noticias.
Algunos de los comentarios se pueden reimprimir en otras partes del sitio o en el periódico.
Gracias por tomarse el tiempo para ofrecer sus pensamientos.