Zé Roberto se despide con una impresionante arenga de sus compañeros

Zé Roberto se despide con una impresionante arenga de sus compañeros

Zé Roberto se despide con una impresionante arenga de sus compañeros

Y así lo ha hecho nada menos que hasta los 43 años, momento en el que ha decidido poner punto y final a su carrera como futbolista profesional.

"Si yo no tengo algo más importante en la vida que las medallas, el juego se muere", dijo, conmoviendo cada fibra de sus compañeros. Saben, ¿por qué? Porque estamos acá de paso. Porque un día, esto termina aquí, olvidado.

El hoy exjugador invitó a sus colegas a pensar en el recuerdo, la huella que dejarán a futuro, explicó que la vida de un futbolista es "un ratico" y ejemplificó su discurso arrojando una medallas a una cesto de basura. "Lo que quiero dejar aquí esta noche es un legado", agregó como se ve en YouTube.

Previenen violencia vs mujeres en el noviazgo
Trabajemos desde la academia y desde todos los espacios para construir una sociedad totalmente igualitaria, en donde mujeres y hombres contemos con las mismas oportunidades en todos los espacios y desde la escuela y todos los ámbitos caminemos seguras y libres de violencia.

Ze Roberto tuvo una larga carrera en la que desplegó su talento con las camisetas de Portuguesa, Real Madrid, Flamengo, Bayer Leverkusen, Bayern Múnich, Santos, Hamburgo, Al-Gharafa, Gremio y finalmente Palmeiras.

Su último partido oficial será el lunes en Sao Paulo, cuando su club Palmeiras enfrente a Botafogo en la última fecha del campeonato brasileño. Ze Roberto ganó dos Copa América y disputó los mundiales de 1998 y 2006 con la selección brasileña.

Tras 23 años de carrera futbolística en clubes y en la Selección de Brasil, el gran Zé Roberto tomó la decisión de colgar los botines.

Noticias recomendadas

Nos complace brindar esta oportunidad para compartir información, experiencias y observaciones sobre lo que está en las noticias.
Algunos de los comentarios se pueden reimprimir en otras partes del sitio o en el periódico.
Gracias por tomarse el tiempo para ofrecer sus pensamientos.